Enfermedad hepática poco conocida tiene efectos que impactan considerablemente a quienes la padecen.

Home > Salud y Bienestar > Enfermedad hepática poco conocida tiene efectos que impactan considerablemente a quienes la padecen.
  • La encefalopatía hepática es una de las enfermedades más delicadas del hígado que incluso puede desencadenar un estado de coma.
  •  A nivel cerebral, los pacientes sufren hematomas, infartos, tumores y/o abscesos, y son susceptibles a presentar infecciones como meningitis.

 Por Cynthia Carrillo / ccarrillo@espacioenmedio.com

Acapulco, a 18 de noviembre, 2010.- La encefalopatía Hepática es una complicación de la cirrosis y se presenta cuando la función de los hepatocitos se altera, éstos no detoxifican la sangre y las sustancias dañinas llegan al cerebro, pudiendo provocar desde alteraciones leves de conducta hasta el estado de coma.

La encefalopatía hepática no se manifiesta de forma repentina; comienza con pequeñas pérdidas de las funciones mentales como destrezas laborales y capacidad para conducir, cambios en el sueño, cansancio, olvido, falta de concentración y agresividad, incluso puede provocar un tipo especial de temblor en las manos llamado asterixis. Merz Pharma ha encontrado que la combinación de dos sustancias (L-ornitina y L-aspartato) es de gran utilidad para apoyar el trabajo de depuración que debe realizar el hígado en pacientes con encefalopatía hepática.

Existen varios estadíos de la encefalopatía hepática. En el primero, el paciente presenta confusión, bajo nivel de atención, irritabilidad e inversión en el ritmo del sueño (esto en el aspecto mental), también hay signos neurológicos como poca coordinación, temblor e incapacidad para escribir.

En la segunda etapa, el paciente presenta cambios de personalidad y desorientación intermitente. En el siguiente nivel se manifiesta somnolencia, desorientación, confusión marcada y lenguaje arrastrado. El cuarto y último estadío es naturalmente el más grave, en el cual el paciente puede caer en estado de coma.

A nivel cerebral, los pacientes sufren hematomas, infartos, tumores y/o abscesos, y son susceptibles a presentar infecciones como meningitis.

Actualmente, algunas de las pruebas que se realizan a pacientes incluyen evaluaciones psicométricas que evalúan el estadío del padecimiento, entre ellas se encuentran la conexión de números o de figuras, completar un dibujo, ensamblar objetos o diseñar blocks.

La encefalopatía hepática tiene factores precipitantes, como el exceso de proteínas, la hemorragia gastrointestinal, el abuso de alcohol, una cirugía, así como el uso de sedantes e hipnóticos.

Aunque esta enfermedad está relacionada con otro padecimiento de origen hepático, como la cirrosis, lo cierto es que sus efectos pueden ser trágicos en el paciente al grado de afectar su capacidad cerebral y como ya se mencionó, provocar el estado de coma.

La encefalopatía hepática es poco conocida, sin embargo, sus efectos son considerables, por lo que es importante saber de su existencia para estar al pendiente de ella en los pacientes con cirrosis hepática y otros padecimientos del hígado.

Este y otros temas se trataron en el Congreso Nacional de Gastroenterología en Acapulco, Guerrero. Que se lleva a cabo del 15 al 18 de noviembre en el Hotel Fairmont Acapulco Princess.

Deja un comentario

×